martes, 18 de octubre de 2016

La división de la élite colombiana, la Primavera Criolla y la Paz.




Por: Mauricio Vargas.
La división de la élite colombiana, la Primavera Criolla y la Paz.


Este es un momento de esos donde se hace historia en pocos días. La coyuntura de la paz es un asunto que ha politizado y polarizado a la sociedad colombiana. La campaña por el Sí logró vincular amplios sectores de la población a la política, y ahora con el triunfo del No, la ola de indignación empieza a crecer, con el impetuoso impulso de la juventud, de las universidades y con la vinculación de otras fuerzas sociales. Es la Primavera Criolla.

¿Cuál es el contexto de esta primavera?

El principal elemento, o la principal contradicción es la división de la élite colombiana: La oligarquía republicana encarnada en Santos, que representa los intereses del gran capital financiero y de la burguesía intermediaria en Colombia que patrocina una democracia formalista, el llamado Estado de Derecho, versus la élite rural, una élite emergente, de terratenientes, latifundistas y señores de la guerra(1), cuyo modelo de Estado es el Estado de Opinión, en donde la oposición política y todo sistema de contrapeso de poderes es suprimido y remplazado por el populismo del caudillo y las muchedumbres ignorantes y por la influencia y las agendas políticas de los medios masivos de comunicación.